Este año Namlo Europa ha recibido varias solicitudes para ayudar a construir escuelas. La elección final se ha hecho después de recibir el feedback positivo por parte de uno de nuestros miembros de la Junta directiva, Loli Melero, que se ha reunido con la escuela y la comunidad para evaluar y discutir su petición.

Kalesti, la población donde se sitúa la escuela, se encuentra en la parte norte del distrito de Tanahun, el mismo distrito de la Escuela de Kamdhenu, nuestra primera escuela, a 8 km de Damauli, la capital. La escuela fue establecida en 1986 y recibió la acreditación formal del gobierno de Nepal como escuela de secundaria superior en 1995.

Hay 371 estudiantes, 194 niñas y 177 niños, y este año tiene previsto ampliar su programa de estudios para grados superiores. Hasta ahora, solo se ha ofrecido lo que se conoce en Nepal como “plan de estudios de gestión”, que prepara a los estudiantes para carreras en negocios. Este curso escolar están añadiendo el “plan de estudios para la educación”, que prepara a los estudiantes para ser maestros.

Al tener espacio insuficiente, la escuela se ha visto obligada a mezclar grados de educación distintos en las mismas aulas, y con este nuevo programa educativo se ha agravado el problema. La construcción del nuevo edificio de cuatro aulas, hará posible que se pueda separar a los grados por aulas, lo que hará más eficiente el nuevo plan de estudios.

‘Las nuevas aulas harán posible que la educación de la escuela sea más eficiente’

Esta comunidad, de aproximadamente 500 hogares, está muy comprometida para que sus hijos reciban la mejor educación y, además de los dieciséis profesores proporcionados por el gobierno, ha contratado a seis profesores privados adicionales. Dos de ellos han sido contratados este año para enseñar específicamente el nuevo plan de estudios.

Los principales grupos étnicos de Kalesti son los Dalit, así como los Damai, Kami y Sarki. Otras castas incluyen los Gurung, Newar, Brahman y Chhetri. Su principal actividad es la agricultura, con cultivo de arroz, maíz, mijo y lentejas.

Haz un donativo y colabora en la construcción de un futuro mejor para estos niños y niñas, ¡te lo agradecerán!