Tag: Guillermo de la Figuera

Inaugurem la nova escola de Khamdenu

El divendres 27 de novembre vam inaugurar oficialment les 4 aules de la nova escola de Khamdenu, a la comunitat de Dhenung (Nepal), construïdes amb l’ajuda de Namlo Europa.

Aprofitant l’estada al Nepal de la Magda Nos, presidenta i fundadora de l’ONG, vam reunir a la gent de la comunitat per celebrar la nova escola; durant l’acte es va descobrir una placa commemorativa per recordar el dia de la inauguració i donar les gràcies a tots els donants de Namlo Europa que han fet possible reunir els diners necessaris per a la construcció.

El projecte de l’escola de Khamdenu va tirar endavant gràcies a l’esforç de tots i totes, i sobretot d’en Guillermo de la Figuera, l’enginyer civil voluntari de Namlo Europa que es va encarregar de dirigir i coordinar el projecte des del Nepal.

Les 4 noves aules de l’escola de Khamdenu han suposat i suposaran que Namlo Europa passi de ser una simple bona idea, a ser una ONG que gràcies a aquesta fita assolida tingui un futur i continuïtat garantits al Nepal.

Old Khamdenu School

New Khamdenu School

Dades importants del projecte:
  • El pressupost final de l’obra el vam aconseguir amb aportacions de donants durant els tres primers anys d’existència de Namlo Europa.
  • 186 voluntaris de la comunitat de Dhenung van participar en la construcció de l’escola, el que va ser un dels pilars fonamentals de la viabilitat del projecte constructiu.
  • Va ser un projecte sense cap accident laboral, per petit que fos.
  • L’escola es va acabar de construir amb entre un 8,5% i un 12% menys del pressupost respecte a l’estimat original, en funció als tipus de canvi de divisa i altres suposats.
  • Vam requerir un 8% menys de temps respecte al plantejament original.
  • No vam malbaratar ni una sola rupia amb material sobrant.
  • L’edifici de 4 aules va suportar el terratrèmol de 7,9° Richter, sense que hi aparegués una sola fissura.

Enhorabona, aquest projecte és de tots i totes!

Celebrem la nova escola de Khamdenu

Khamdenu Lower Secondary School… WE GET IT!

Queridos amigos de Namlo Europa,

Guillermo de la Figuera al aparato; doy por hecho que todos me conocéis ya.

Como espero que supierais, ya estoy de vuelta en España, sano y salvo.

Estamos pasando por unos duros momentos en los que nos sobra la incertidumbre y nos faltan las buenas noticias, sin embargo, no nos debemos olvidar que hasta entre las ruinas crecen las flores y que durante los últimos cuatro meses TODOS hemos hecho un esfuerzo conjunto por sacar adelante un proyecto… ¡y que proyecto!.

Las cuatro nuevas aulas de la escuela de Khamdenu están terminadas y bien terminadas. Enhorabuena a todos, ha sido un trabajo en el que todos hemos aportado nuestro granito de arena y hemos hecho posible que esto suceda. Y no es poco lo que ha sucedido. Namlo Europa ha pasado de ser una buena idea en la cabeza de Magda y un grupo de amigos, a ser una ONG que implementa proyectos constructivos en áreas remotas de Nepal. Y no solo eso, ahora es una ONG con un futuro y continuidad garantizados, tanto por la experiencia adquirida como por impulso de todos sus miembros. Espero que todos os podáis sentir tan orgullosos como yo de esto y seáis capaces de vislumbrar cuan ancho es el horizonte. Los límites los pondremos nosotros.

Como sabéis el proyecto empezó con todos los problemas que se podían esperar y algunos otros inesperados. En el mes de enero nos habríamos dado por satisfechos con terminar el tejado de la primera planta; por lo menos ese era mi caso. Pero no nos hemos dado por satisfechos y hemos conseguido terminar hasta el más mínimo detalle.

Algunos datos para tener en cuenta:

– En tres meses habéis sido capaces de reunir más del 45% del presupuesto final y estoy seguro que podríais haberlo conseguido el doble si os lo hubiera pedido.

– Un total de 186 voluntarios de la comunidad han participado en la construcción.

– No ha habido ningún accidente laboral por pequeño que fuera.

– La escuela se ha terminado con entre un 8.5% y un 12% menos de presupuesto respecto al estimado original en función del tipo de cambio y otros supuestos.

– Hemos requerido un 8% menos de tiempo respecto al planteamiento original.

– No hemos desperdiciado ni una sola rupia en material sobrante.

El edificio ha soportado un terremoto de 7.9 Richter sin que aparezca una sola fisura.

¡Muchísimas gracias a todos por vuestra dedicación estos meses!

Una abraçada!


Guillermo de la Figuera Morales

DSCI0586 DSCI0561

Puesta de bandera

Hola a todos desde Dhenung,

Como comentaba en el anterior blog, una vez superados los problemas iniciales, la obra progresa día a día, y vaya si progresa. Aunque la información de los blogs llega con bastante retraso, me enorgullece poder escribir que ya hemos concluido la cubierta de las cuatro aulas y, por tanto, podríamos proceder con la puesta de bandera.

En España y Latinoamérica es tradicional izar una bandera al terminar el techado de un edificio si no ha habido ningún accidente durante la construcción del mismo.

Escula Khamdenu - Guillermo de la Figuera

 

Guillermo de la Figuera Morales.

gdelafiguera@hotmail.com

Comenzando la obra

Hola a todos desde Dhenung.

El comienzo del proyecto para ampliar con cuatro nuevas aulas la escuela de Khamdenu ha resultado sorprendente en muchos aspectos. Como ya conté, el compromiso con el mismo por parte de la comunidad es impresionante. Sin embargo, la organización inicial no era exactamente como esperaba.

Por parte de la comunidad existe un comité que gestiona la construcción de las nuevas aulas. Éste se encarga de aprobar los acuerdos con Namlo Europa en nombre de la comunidad, recolectar los fondos para mantenimiento del edificio, solicitar los permisos a las autoridades, etc.

Durante el último trimestre del año pasado, y gracias a los fondos que les donó el gobierno de Nepal, comenzaron la construcción de las dos primeras aulas. Sin duda ha sido una gran ayuda para Namlo Europa, ya que, sin esta contribución el proyecto no podría realizarse en el mismo plazo y presupuesto. No obstante también ha supuesto algún que otro quebradero de cabeza.

El primer inconveniente era que el patio de la escuela parecía un campo de minas y había material de construcción por todas partes.

Khamdenu construcción

Khamdenu construcción

Viendo la habilidad con la que jugaban con unas pelotas echas con gomas elásticas sobre los hierros de la obra, parecía que a los niños de la escuela esto les importaba menos que a mí.

Por otra parte, el problema más importante han sido los presupuestos. En principio no se ajustaban a lo inicialmente planificado y todos los materiales parecía que iban a ser mucho más caros. Honestamente esto no es algo que haya llevado demasiado bien. Sin embargo, en el comité de construcción han entendido la importancia de poder terminar este proyecto a tiempo con el pequeño presupuesto del que disponemos, consiguiendo, finalmente, que los proveedores hagan un esfuerzo para que no se desperdicie ni una sola rupia (la Rupia Nepalí es la moneda oficial de Nepal). Ahora mismo el problema ha cambiado radicalmente, ponen tanta dedicación y empeño con estos temas que no me dejan ni redondear los decimales de una cifra.

Una de las labores fundamentales del comité es organizar los turnos de trabajo de los voluntarios de la comunidad. Cada día, en función de las necesidades de los obreros profesionales, hay un grupo de voluntarios que ayuda con su trabajo a la construcción de la escuela. ¡Y como trabajan! Es impresionante ver como las mujeres son capaces de cargar, durante todo el día, más de veinte litros de agua arriba y abajo desde los manantiales cercanos. O como los ancianos se implican igualmente y pasan el día entero ayudando a cargar bloques de hormigón. Todos en la comunidad intentan ayudar y se nota.

Uno de estos días, y dado que había terminado con lo que tenía que hacer, me decidí a ayudar a las mujeres que estaban subiendo los bloques a la planta superior para la construcción de los muros y paredes. Comencé haciéndome el valiente y cogiendo los bloques de dos en dos, duré diez minutos. Continué de uno en uno pero a buen ritmo, duré media hora. Continué como puede y media hora más tarde habíamos acabado. Yo estaba hecho polvo, pero las voluntarias llevaban todo el día haciendo esto y estaban de lo más sonrientes. Sin duda alguna esta gente es de otra pasta.

Khamdenu construcción

Khamdenu construcción

Una vez superados los problemas iniciales, la obra progresa día a día y, sabiendo la colaboración tan importante que está llegando a Namlo Europa, no me queda duda que conseguiremos terminar las cuatro nuevas aulas en un tiempo récord.

Guillermo de la Figuera Morales

gdelafiguera@hotmail.com

Aterrizando en Dhenung

Mi nombre es Guillermo de la Figuera y durante los próximos tres meses voy a trabajar como voluntario de Namlo Europa para ayudar, en la manera que pueda, a hacer realidad la construcción de cuatro nuevas aulas para la escuela de Khamdenu (Shree Khamdenu Lower Secondary School). Soy originario de Madrid y estudié Ingeniería de Caminos, Canales y Puertos. Anteriormente he colaborado con otras ONG’s en Kenia, Camerún y Nepal en distintos proyectos relacionados con el abastecimiento de agua e ingeniería civil. Terminada mi presentación, en este primer blog me gustaría describir la comunidad de Dhenung, donde se emplaza la escuela, y el proyecto que Namlo Europa acometerá en los próximos tres meses.

Dhenung es una pequeña comunidad del Distrito Tanahu; al sur de la carretera que une Katmandú y Pokhara, a unos treinta y cinco kilómetros de la última. No obstante, llegar a Dhenung no es tan fácil como puede parecer. En primer lugar hay que llegar a Bhimad, a unas seis horas de Katmandú, que es el pueblo más cercano con acceso por carretera convencional. Desde aquí salen autobuses con cierta frecuencia que llegan hasta la comunidad por un camino de tierra que recorre la cresta de una pequeña cadena de montañas. Aunque el viaje es incómodo a más no poder, el paisaje es impresionante.

DSCI0416

Foto de Guillermo de la Figuera

Dhenung se encuentra en esta cresta a ambos lados del camino. En general, el aspecto de Dhenung es el de la típica comunidad rural de un área remota de Nepal.

DSCI0429

Foto de Guillermo de la Figuera

Los problemas aquí también son comunes a otras muchas comunidades rurales de Nepal. No existe ningún tipo de abastecimiento de agua potable o red de distribución, y por tanto, es necesario caminar entre diez y treinta minutos hasta el manantial más cercano y cargar con el agua de vuelta a casa.

Debido a esta carencia, los terrenos de cultivo durante la estación seca se limitan a los jardines entorno a las casas y el ganado que cada hogar puede mantener es limitado. Finalmente la economía familiar de la mayoría de los hogares se reduce a la subsistencia.

Foto de Guillermo de la Figuera

Foto de Guillermo de la Figuera

Además, el acceso a los servicios básicos como sanidad, instituciones financieras, mercados y otros es mínimo o inexistente.

Sin embargo hay algo que diferencia a Dhenung de casi todas las comunidades rurales nepalíes, y es el apoyo e impulso constante a su escuela, la escuela de Khamdenu.

En Nepal, en general, la calidad de la educación primaria en zonas rurales es muy baja. Es muy poco frecuente que un alumno educado en una escuela primaria fuera del Valle de Katmandú o Pokhara pase el examen de acceso a la educación secundaria. Este es uno de los motivos que ha dado lugar a una emigración masiva hacia el Valle de Katmandú; triplicando su población en los últimos diez o quince años. Sin embargo la escuela de Khamdenu es diferente. Aquí la mayoría de los alumnos superan el examen de acceso a secundaria, y esto, aunque parezca mentira, es un hecho insólito.

Gracias a estos formidables resultados, la escuela de Khamdenu cuenta con el apoyo del gobierno para ampliar en dos cursos la enseñanza a los alumnos de la zona. Pero, deben disponer antes del inicio del próximo curso lectivo de cuatro nuevas aulas para cumplir con los requisitos exigidos por el Ministerio de Educación de Nepal. Y aquí es donde Namlo Europa está haciendo el máximo esfuerzo posible por conseguirlo.

Yo, por mi parte, intento aportar lo que puedo “in situ”, y la experiencia está resultando maravillosa, sin embargo, no tendría nada que aportar sin contar con el apoyo de las personas que están haciendo todo lo posible por conseguir la financiación en el plazo establecido.

La buena noticia es que la obra ya ha empezado y, gracias al compromiso con la misma de toda la comunidad, va viento en popa a toda vela.

Para ilustrar el nivel de motivación de la comunidad valga como ejemplo la siguiente anécdota: hace unas tres semanas estábamos atando los últimos cabos para lanzar el proyecto adelante, pero, faltaba la aprobación del acuerdo entre Namlo Europa y la comunidad por parte de las autoridades locales. Dado que era un momento de agitación en Nepal, con huelgas cada dos días y basándome en mi experiencia previa, auguré a la gente de Namlo que no lo íbamos a tener resuelto en menos de una semana o diez días. Al día siguiente el director de la escuela me dio todos los papeles debidamente formalizados, sellados y con cartas de apoyo de tres tipos de autoridad diferentes. Todavía me pregunto cómo lo consiguieron…

Guillermo de la Figuera Morales

 

Conoce más sobre nuestro proyecto prioritario.

© 2018 Namlo Europa

Up ↑

Educar · Desenvolupar · Potenciar